4 tips para crear un logo atractivo

Como ya sabrás, el logo es la cara de tu empresa, es lo primero que ve una persona cuando conoce tu marca y, además, es el símbolo que te representa, tu seña de identidad. 

Muchos pensaréis que no es tan difícil crear un logo, pero lo cierto es que si lo es. Crear un logo atractivo, que llame la atención y que se quede grabado en la mente de nuestros clientes, es mucho más difícil de lo que podamos imaginar. Este diseño va mucho más allá de unas letras bonitas, un color que guste y alguna forma; el logo afecta a la percepción de la marca y será, en parte, responsable de que los clientes compren y de la actitud hacia tu marca y tu producto. 

Y, aunque son mucho los factores que intervienen para que tu logo se convierta en el mejor, en Visual Dreams queremos ayudaros con cuatro imprescindibles. 

Consejos para crear un logo atractivo 

  1. Simplicidad

Cuanto más fácil nos es procesar las cosas, más fácilmente se nos guardan en la memoria. Por eso es muy importante que nuestro logo sea sencillo, no abuses de colores, ni busques algo demasiado abstracto, lo importante es que te represente. 

2. El color

El color es una de las cosas más importantes de nuestro logo, ya que cada color va a transmitir una cosa y, según pasa el tiempo, la percepción de estos puede ir cambiando. Por ejemplo, mientras hace unos años utilizar todos los colores del arcoíris en un logo era símbolo de libertad y tolerancia; ahora mismo, no es lo más atractivo a nuestra vista. Buscamos más simple y delicado.  

Has de saber que cada color transmite algo diferente y deberás, por lo que el color que debes elegir tiene que ser uno que este en sintonía con tu negocio. Por ejemplo, el verde nos lleva a la naturaleza y la esperanza, por lo que no sería muy apropiado utilizarlo en una empresa de electrodomésticos. Busca bien tu color corporativo, te acompañará durante mucho tiempo y será uno de tus principales identificativos. 

3. Un logotipo no es un imagotipo

Este punto es esencial, es muy importante diferenciar entre imagotipo y logotipo, ya que, aunque en ocasiones pueden ir implícitos, no son la misma cosa. El imagotipo es la imagen que representa a tu empresa, un icono, por ejemplo, la manzana de Apple. Mientras que el logotipo es un símbolo formado por letras y, en ocasiones, imágenes que identifican a tu empresa, por ejemplo, las letras de Cocacola. 

Como decíamos, a veces, pueden ser la misma cosa o que el logo lleve implícito el imagotipo, como en el caso de la M de Mcdonals. 

4. La fuente

Anteriormente, hablábamos de la simplicidad en el logo, y para ello es muy importante la tipografía o fuente que utilices. Evita las fuentes raras, ilegibles o recargadas, que dificulten la lectura o sean poco estéticas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Pinterest
Linkedin
Instagram